Archivos de la categoría residencias geriátricas

carnes blanca en catering en Barcelona

Incluir más carnes blancas, reducir las carnes rojas

Las carnes blancas que servimos a nuestros menús de catering, son excelentes aliadas de una alimentación saludable.

Se considera carne blanca toda aquella que no proviene de mamíferos. Es fácil de reconocerla porque tiene un color menos rojizo; los ejemplos más comunes de carnes blancas son las aves (pollo, pavo, pato). En esta definición hay algunas excepciones: Por ejemplo la carne de conejo se considera como blanca pese a provenir de un mamífero; y la carne de avestruz se considera como roja a pesar de ser un ave.

Beneficios de las carnes blancas

Además de la diferencia obvia de color, la carne blanca también se diferencia de la carne roja por su aporte nutricional. La carne blanca tiene un bajo contenido de grasa, menos de un 10%. Al mismo tiempo, son una excelencia • lento fuente de proteínas, vitamina B, hierro, zinc y fósforo.

Es precisamente su bajo contenido de grasas y su alto contenido en proteínas de alto valor biológico (contienen todos los aminoácidos esenciales), lo que convierte a las carnes blancas en excelentes aliadas de una alimentación saludable. La Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC) recomienda consumir entre 3 y 4 raciones de carnes blancas a la semana. De hecho, sólo se recomienda consumir carne roja de manera ocasional unas 3 veces por mes. Nuestra empresa de catering incluye carnes blancas en los menús de sus clientes: comedores escolares, empresas y residencias geriátricas.

Sin embargo, recuerda que las proteínas de origen vegetal son de gran calidad nutricional y mucho más sostenibles para el medio ambiente. Pero si escoges incluir carne en tu alimentación, ¡mejor que sea blanca!

Receta fácil: Pollo con piña

Receta pollo con piña para comedores escolares

Ingredientes:

1 pechuga de pollo
200ml leche
½ cebolla
30g piña en su jugo
½ c / p harina de trigo
sal
Aceite de oliva virgen extra

preparación:

Marcamos la pechuga de pollo a la plancha y reservamos. Cortamos la cebolla en juliana, y la sofreímos en una sartén con un poco de aceite. Una vez la tenemos transparente, añadimos la leche, la piña y un polvo de harina de trigo, y llevamos a ebullición. Una vez llega a ebullición, añadimos la pechuga de pollo que teníamos reservado y dejamos cocer durante 10-15 minutos. Servimos y buen provecho!

Sopas calientes contra el frío del invierno

Tant als menjadors escolars com a les residències geriàtriques, la sopa calenta és un plat beneficiós per a la salut.

Una de las formas más agradables de combatir el frío es disfrutar de una buena comida caliente que suba un poco la temperatura corporal mientras nos deleita con algunos sabores invernales. Un plato estrella dentro de las comidas calientes son las sopas, que suelen ser ricas, ligeras, sabrosas y llenas de beneficios.

¿Cuáles son los beneficios de consumir sopas calientes?

Aportan sensación de calidez cuando tomamos una rica sopa, especialmente en los meses fríos. Además, existen otros beneficios que merecen ser destacados:
– Es ideal para las personas que quieren perder pes, pues cuando la sopa está caliente, la tomamos más lentamente (al comer muy rápido se suele comer de más). Además tienen un grande poder saciante y suelen contener pocas calorías.
– El alta temperatura facilita la digestión puesto que el estómago se ahorra el trabajo de calentar los alimentos.
– Las sopas, especialmente las de pollo, son grandes aliadas contra los resfriados y virus que abundan en invierno, gracias a que previenen la hidratación, eliminan la mucosidad y tienen propiedades antiinflamatorias.
– Para los amantes de la cocina, preparar y tomar sopas puede ser muy satisfactorio, puesto que en el mismo plato se pueden incorporar muchos ingredientes y combinar sabores de forma creativa: carnes, verduras, pastas, huevo y, incluso, pan. Además son económicas y de fácil preparación.

receptes de sopes d'hivern per menjadors escolars

Las mejores sopas con ingredientes de temporada

A Roca González Càtering durante la temporada fría regularmente servimos sopas a nuestros comensales de comedores escolares y residencias geriátricas. Entre las mejores ideas de sopas calientes con ingredientes estacionales, podemos mencionar las sopas y cremas de zanahorias, puerro, calabaza, lentejas, setas, siempre con la posibilidad de crear caldos de verduras y guisos con carne, pollo y cerdo… ¡mientras más ingredientes mejor!

Receta de escudilla:

Ingredientes:

Patatas
Zanahoria
Col
Puerros
Nabo
Apio
Judías blancas
Garbanzos
Fideos
Carcasas de pollo
Carne de cerdo
Oso de jamón
Pelotitas
Agua
Aceite y sal

Preparación:

– La noche antes dejamos a remojo las judías blancas y los garbanzos con abundante agua
– Ponemos dentro de una olla grande con agua fría toda la carne excepto las pelotitas y ponemos a hervir durante 1 hora
– Pasada 1 hora, añadimos las legumbres
– Pelamos las verduras y las cortamos a cuadrados grandes
– Pase 1 hora, añadimos todas las verduras excepto la patata
– Pasada 1 otro hora, añadimos las patatas y la pelota y dejamos cocer 30 minutos más
– Un golpe tenemos el caldo hecho, retiramos las carcasas de pollo y el oso del jamón. Al caldo que ha quedado, añadimos los fideos y los dejamos cocer durante 10 minutos y ya tendremos el escudilla apunte!

¿Por qué es tan importante consumir tomate?

En verano, servimos muchos tomates a los comedores de las residencias geriátricas. Una fruta rica y con muchos beneficios.

Más que por su buen sabor y su versatilidad a la cocina, el tomate tiene que ser un ingrediente fundamental en la dieta por sus incontables beneficios y propiedades, que ayudan al buen mantenimiento de la salud y el bienestar físico. Ya sean frescos, secos, como sopa o salsa… te explicamos por qué tanto el paladar como el cuerpo se benefician de comer tomate en todas sus formas.

Principales beneficios del tomate

– Muchos antioxidantes, que le da su color rojo. Esta sustancia tiene un importante papel a la hora de prevenir signos de envejecimiento, enfermedades como el cáncer y también problemas cardíacos. Esto ya revela la importancia del tomate en los comedores de las residencias geriátricas y comedores escolares.

– Ayuda a disminuir los niveles de colesterol sanguíneo, evitando problemas circulatorios y cardíacos.

– Como otras muchas frutas y verduras, posee una gran cantidad de vitaminas y minerales, tales como vitamina A, vitamina C y vitamina K (esta última es excelente para controlar el sangrado).

– Es muy recomendado para personas hipertensas porque tiene un alto contenido en potasio y muy bajo contenido de sodio.

– Mejora la visión gracias a la vitamina A.

– Se ha comprobado que previene el cáncer de pulmón y puede hacer frente a los efectos nocivos del tabaco, gracias a dos sustancias llamadas ácido camarico y ácido clorogénico que combaten los agentes cancerígenos.

Qual es la mejor manera de consumirlo?

La mejor forma de consumir tomate es crudo, para poder beneficiarse de todas las propiedades. Por ejemplo se puede incluir en su forma cruda en ensaladas frescas de verano o como ingrediente en algún bocadillo ligero. Por supuesto también se puede cocinar para hacer ricas sopas o purés, pero es importante no colarlo ni quitar la piel para no eliminarla fibra donde están la mayoría de los beneficios..

Receta de gazpacho:

Recepta de gaspatxo per menjadors de residències geriàtriques

Receta de gazpacho para comedores de residencias geriátricas

Ingredientes:

Tomate: 160gr
Pimientos: 30gr
Cebolla: 30gr
Ajo: 2gr (un diente)
Pan (opcional): 30gr
Sal, aceite y pimienta al gusto.

Preparación:

Licuar todos los ingredientes y los condimentos. Si se decide colarlo, usar un colador fino y después dejar enfriar como mínimo un par de horas en la nevera. Se puede servir con una loncha de pepino.

Si el tomate se utiliza pelado (sin piel) no quedarán estos trozos que a veces no nos gusta en la preparación, pero hay que recordar que si se deja la piel dejamos más fibra!

Si el tomàquet s’utilitza pelat (sense pell) no quedaran aquests trossos que de vegades no ens agrada en la preparació, però cal recordar que si es deixa la pell deixem més fibra!

Ensaladas y sorbetes, comidas de verano

A los bufetes de empresas o comedores escolares y de centros de día, el verano exige una alimentación saludable para aguantar el calor. Las ensaladas y sorbetes están apreciadas por nuestros huéspedes.

Muchas veces lo más rápido es preparar un bocadillo con el que tenemos a mano y traerlo a la oficina. Sin embargo, preparar un almuerzo o merendar saludable con ensaladas para los bufetes de empresas o los comedores escolares o de centros de día permite comer verduras e ingredientes de temporada. Además se puede crear algo sencillo, ligero y rico.

¿Qué verduras de verano podemos usar para ensaladas?

Por suerte, las temperaturas cálidas de verano permiten preparar ricas ensaladas con verduras frescas, nutritivas y saludables como lechuga, pepino, pimientos, tomate, zanahoria… incluso calabacín y calabaza. Si estas las combinamos con un carbohidrato complejo como arroz o pasta, tendremos una comida completa que nos dará la energía necesaria para continuar la jornada y al mismo tiempo traerá muchos beneficios al cuerpo.

Sorbetes para los postres

sorbets per menjadors escolars

Un buen almuerzo trae unos postres merecidos… por suerte, en verano tenemos muchas frutas que proporcionan una hidratación extra y con las cuales podemos preparar sorbetes ricos y prácticos (simplemente congelando el zumo). Las frutas más ricas de verano para un buen sorbete: cereza, ciruela, frambuesa, melocotón, melón y sandía.

Ensalada de pasta, jamón y piña

¡Una receta perfecta para los comedores escolares!

INGREDIENTES:

Espirales
Jamón dulce a dados
Olivas
Piña natural a dados
Atún al natural escurrida
Aceite de oliva

PREPARACIÓN:

Cocer la pasta y enfriarla
Mezclar todos los ingredientes y aliñar al gusto
Buen provecho

sopas-catering-barcelona

Sopas: todos los beneficios y el máximo sabor

En este post demostraremos todos los beneficios de la sopa para todas las edades, y en particular la gente mayor. Un producto fácil de cocinar para los comedores escolares así como las residencias geriátricas.

Podríamos decir que casi todas las gastronomías del mundo incluyen la sopa en alguna de sus formas. Varios ingredientes se mezclan para formar un líquido pleno de sabor, que puede ser más versátil del que imaginamos: ligera como un caldo de pollo o espesa como una crema de calabaza; caliente para suavizar el frío del invierno o incluso fría como un rico gazpacho.

Pero no es sólo por su versatilidad y sabor que forma parte tanto de las mesas de familia como en los menús de restauración colectiva, así como los comedores de las residencias geriátricas. La Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC) recomienda el consumo de sopas para mantener la hidratación del cuerpo, especialmente en la cena. Por su parte, la Fundación Dieta Mediterránea aconseja tomar sopa más de 4 veces por semana y hace énfasis en los adultos mayores, puesto que estos necesitan alimentos fáciles de digerir y con una gran aportación de líquido. No es sorprendida que las sopas sean un elemento muy querido en los comedores de residencias geriátricas.

¿Cuáles son los beneficios de las sopas?

  • Gran cantidad de agua, lo cual se traduce en una alta aportación de líquidos para el cuerpo. Las personas mayores muchas veces sufren de deshidratación y esto es una excelente forma de hidratarse.
  • Ingredientes muy nutritivos como carnes, pollos y pescados se encuentran frecuentemente en las sopas y constituyen una fuente importante de proteínas. También tienen muchos vegetales e incluso hidratos de carbono como arroz o fideos; por lo tanto, una sopa es un alimento muy completo que ofrece nutrientes de calidad, vitaminas y minerales.
  • Las sopas son saludables y de bajas calorías. Son muy recomendadas en las dietas para perder pes por su gran contenido de agua y por su efecto saciante.
  • El mejor de todo, es que son de muy fácil digestión porque los ingredientes están blandos y son fáciles de procesar para el organismo.

Receta rápida: Sopa de invierno con calabaza y zanahoria

Cuando llega el invierno servimos esta receta de sopa para nuestros huéspedes de residencias geriátricas.

– 500 gramos de calabaza
– 250 gramos de zanahoria
– 150 gramos de puerro
– 150 gramos de cebolla
– Aceite de oliva
– Sale
– Pimienta

Primero se pela la cebolla y se corta en trocitos medianos, igual que el puerro. Por otro lado se lava bien la calabaza, se quita la piel y las semillas y se trocea en dados de tamaño medianos. La zanahoria también tiene que estar muy lavada y tajada en lonchas finas.

Se calienta agua con el aceite de oliva y allí se sofríe la cebolla y el puerro con un poco de sal. Después se añade la zanahoria y la calabaza, agregando agua suficiente para cubrirlas bien, un poco de sal y removiendo a fuego fuerte hasta que se convierta en una mescla homogénea.

Les sopes són saludables i de baixes calories.
Las sopas son saludables i de bajas calorías.
¡Buen provecho de parte de nuestro equipo de restauración colectiva!