Consejos alimentarios de verano

Durante el verano los comedores colectivos han de prestar atención a los niños y los ancianos.

Las altas temperatures que estamos viviendo durante todo este verano, obligan a prestar atención a nuestra alimentación con tal de evitar consecuencias negativas para nuestra salud.

En este sentido es muy importante tenir en cuenta que los niños que durante el verano asisten al casal de verano, han de seguir ciertas pautas para evitar cualquier incidente desencadenado por la calor.

Además de seguir pautas, como evitar actividades al sol durante las horas de mayor incidencia solar, llevar ropa fresca, incrementar las horas de juegos en el agua, etc., es igual de importante seguir las siguientes pautas alimentarias con el fin de evitar, especialmente, la deshidratación de los niños.

Agua con más frecuencia

  • La principal consecuencia de las elevadas temperaturas, es el aumento del riesgo de deshidratación. El hecho de pasar muchas horas en el agua o haciendo actividades donde el agua está presente, hacen desaparecer la sensación de sed, pero al estar en constante movimiento y sudando (aunque parezca imposible, mientras nos movemos dentro del agua, también sudamos y por lo tanto estamos perdiendo agua), hay que reponer el agua que se pierde aunque no tengamos sed. Es por eso que es muy importante inculcar el hábito de beber agua mientras se realizan actividades en el agua.
  • agua-veranoSiguiendo con el mismo esquema que el apartado anterior, es muy importante recordar beber agua con mucha frecuencia y llegar a cumplir con los objetivos de consumo de agua diarios según yelmo grupo de población. No hay que hacer grandes ingestas de agua cada vez, sino es más adecuado ir haciendo pequeñas ingestas con más frecuencia.
  • La bebida más adecuada para hidratar es el agua pero podemos recurrir también a zumos de fruta naturales, agua con sabores (hecho en casa), evitando sobre todo los zumos industriales y los refrescos por su alto contenido en azúcar y sodio.

Alimentación colectiva adaptada

Durante el verano la restauración colectiva adapta sus menús en los comedores de las personas mayores como a los centros de día para niños.

  • melon-fruta-veranoDejando de lado las bebidas, en cuanto a la alimentación es importante también tomar alimentos con alto contenido en agua como las frutas y verduras frescas.
  • Las frutas las podemos tomar tanto como postre o complementando el desayuno, como comida de media mañana o media tarde. Un buen consejo es consumir fruta fresca de temporada ya que estará en su estado óptimo de maduración y tendrá un coste más asequible. Las formas de consumo pueden ser muy diversas: enteras, mezcladas (tipo macedonia), en brochetas, añadirla a las ensaladas, hacer jugos naturales, en licuados (o smoothies), por ejemplo, podemos hacer un licuado de fruta y congelar- el para obtener un polo de fruta, etc.
  • En cuanto a las verduras, podemos tomarlas como primer plato de la comida o cena o como guarnición. Podemos hacer ensaladas, sopas y cremas frías (tipo gazpacho, salmorejo o vichyssoise).
  • Respecto al resto de alimentos, hay que seguir una dieta saludable todo el año, que sea variada y con productos de temporada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *