frutas con vitamina C para comedores escolares en Barcelona

Enero: Una fiesta de Vitamina C

En los comedores escolares a menudo servimos frutas llenas de vitamina C para hacer frente al invierno. En tu casa te ayudamos a incluir la vitamina C en nuestra dieta.

La naturaleza es sabia, eso lo sabemos todos, y su forma de demostrarlo es brindándonos lo que necesitamos en cada época del año. Por eso es importante consumir productos de temporada, además de los beneficios medioambientales y para el comercio de tu zona.

Una clara muestra de la sabiduría de la naturaleza son las frutas que nos ofrece el mes de Enero, Sabes qué tienen en común entre ellas? Todas son ricas en vitamina C! Por eso incluimos cítricos a los platos que nuestra empresa de catering en Barcelona sirve a los comedores escolares.

Propiedades de la vitamina C

Entre las múltiples propiedades de esta súper vitamina, encontramos que mejora los síntomas de las enfermedades respiratorias y estimula la síntesis de anticuerpos. A que os suena esto interesante en invierno? También ayuda a prevenir enfermedades como cáncer, artritis y padecimientos del corazón.

Pero eso no es todo, la vitamina C esconde otros grandes beneficios: Puede hasta cuadruplicar la capacidad de absorción del hierro, es un poderoso antioxidante, contribuye a la cicatrización y recuperación de la piel, y tiene propiedades antidepresivas (ideal para el humor “gris” de los meses fríos!)

¿Cómo incluir la vitamina C en nuestra dieta?

Las frutas de Enero que contienen vitamina C, en orden de mayor a menor, son: Limón, Fresas, Naranja, Piña, Kiwi, Pomelo, Mandarinas, Chirimoya, Manzana, Plátano y Uvas. Así que ya sabes, aprovecha la temporada e incluye una fruta rica en Vitamina C entre tus 3 raciones diarias.
Una forma interesante de hacerlo es realizando un postre ricas y reconfortante. Aquí te dejamos una idea a ver qué te parece:

Receta de invierno: crema de limón

Receta de invierno: crema de limón para los comedores escolares

Ingredientes para 4 personas

– Zumo exprimido de 3 limones
– Leche condensada
– 250 ml de leche condensada
– rallador de la corteza de 1 limón

Preparación

Mezclar bien el contenido de un bote pequeño de leche condensada con la leche evaporada. Después añadimos el zumo de limón y batimos bien hasta que la mezcla espese bien. Después añadimos la rallador de corteza de limón y reservamos en la nevera. Al momento de servir se puede decorar con frutos del bosque.